RESUMEN PARCIAL DEL LIBRO “SEIS SOMBREROS PARA PENSAR” de Edward De Bono

     En este extensa entrada, resumo el concepto de sombrero verde, del genial libro “Seis sombreros para pensar“. A través de él, De Bono describe la parte creativa del pensamiento. Hay que tener en cuenta que antes de asumir este papel, es mas efectivo si nos inducimos un estado emocional adecuado para generar o inspirar el pensamiento creativo. La base de este apunte es que no piensas igual si tu estado de ánimo es desconfiado, negativo o nervioso que si es positivo, relajado y abierto. Además, si tu intención es crear una emoción, primero debes sentirla dentro de ti. Es decir, si quieres transmitir una emoción positiva, primero uno mismo debe sentirse positivo. Esto puede suponer la diferencia entre una buena idea y una idea excelente.

     En trabajos en equipo, considero que es importante haber creado anteriormente un ambiente de libertad, seguridad y confianza de cada miembro con el fin de conseguir el máximo rendimiento a esta dinámica creativa.

     El sombrero verde es el que se ocupa de la creatividad. Con esto me refiero a pensar en nuevas ideas y nuevas formas de enfocar las cosas. Esto puede llevar a desechar ideas viejas para encontrar unas mejores. Por lo tanto, es una búsqueda del cambio haciendo un esfuerzo deliberado y concentrado en esa dirección.

     Uno de los pasos para crear, es lanzar ideas deliberadamente ilógicas. Para meterse en este papel de creador, necesitamos salir nuestra máscara cotidiana e interpretar sin complejos nuestro nuevo papel. Para ello, al ponernos un sombrero verde, dejamos claro tanto a nuestro ego como a los demás, que estamos desempeñando un papel, al igual que hace un actor, el cual puede llevarnos, si es necesario, a convertirnos deliberadamente en un bufón o payaso, con el fin de hacer surgir nuevos conceptos. Esto es una forma de proteger al creador del congelamiento al que le pueden someterle los pensadores críticos. La gran ventaja del concepto del sombrero verde es que te ayuda a asumir un papel por el tiempo que tu elijas.

     Es difícil motivar a alguien para ser creativo. Y mas si se sitúa desde el lugar en el que siempre se mueve. Quizás no sabe salir de ese papel en el que está anquilosado. Pero si le ayudas a ponerse una máscara que pueda ponerse y quitarse cuando quiera, tendrás mas posibilidades de sacarlo de ese plano. Esta es uno de las funciones y de los aportes principales de ponerse el sombrero verde.

     Ser creativo es un don que todos llevamos dentro. Unos lo desarrollan mas que otros y algunos llegarán mas lejos, depende de muchas cosas, pero ciertamente todos somos creativos de alguna manera. Es importante que le dediquemos tiempo al pensamiento creativo deliberado, en lugar de esperar a que las ideas vengan por si solas. A medida que vas haciendo el esfuerzo deliberado de crear, mejoras ese pensamiento creativo, que es lo que te permite cosechar mas ideas, convirtiéndolo en parte formal del proceso de pensamiento. Se debe descartar la creencia que el pensamiento creativo es un lujo destinado a unos pocos.

     El idioma del pensamiento creativo es opuesto a los hábitos naturales de reconocimiento, juicio y crítica. Nuestra mente está diseñada para reconocer lo que sucede en su entorno, establecer unas pautas, usarlas y condenar todo lo que no “encaje” en estas pautas. A la mayoría de las personas les gusta la seguridad o tener la razón. En cambio, la creatividad implica provocación, exploración, riesgo y “experimentar con el pensamiento”, sin poder predecir el resultado del experimento.

     La creatividad es mas que ser positivo u optimista. Estos sentimientos son parte del sombrero rojo (cuando interpretas un papel emocional). La evaluación positiva le corresponde al sombrero amarillo (concepto de pensamiento positivo). El pensamiento del sombrero verde exige verdaderas ideas nuevas, nuevas propuestas y mas alternativas.

MOVIMIENTO EN LUGAR DE JUICIO

     APUNTE PREVIO sobre la técnica del pensamiento lateral (crear provocación y movimiento). Se basa en el comportamiento de los sistemas de formación de pautas. Este comportamiento nos ayuda a romper con las pautas establecidas en lugar de limitarse a seguirlas automáticamente. Al soslayar las pautas conocidas, encuentras otras nuevas, y cuando esto parece tener sentido, acontece el efecto eureka.

     En nuestro pensamiento normal usamos el juicio ¿Cómo encaja esta idea con lo que ya conozco? o ¿Cómo encaja esta idea con mis pautas habituales de experiencia? Evaluamos si concuerda o señalamos por qué no. Ver si concuerda con lo que ya sabemos, es un pensamiento crítico del modo de pensar del sombrero negro. Es decir, miramos hacia atrás y observamos nuestra experiencia pasada para evaluar la idea, si concuerden con nuestro conocimiento diremos que son correctas.

     Es cierto que sin juicio no podríamos hacer nada, pero con el sombrero verde debemos utilizar otro idioma para reemplazar el juicio por el movimiento.

AVANZAMOS CON UNA IDEA O A PARTIR DE UNA IDEA

    JUZGAR UNA IDEA POR SU VALOR DE MOVIMIENTO, por el movimiento que provoca. Seguir una idea por su efecto prospectivo en lugar de, como hasta ahora, por su efecto retrospectivo. Es decir, usamos la idea para ver a donde nos va a conducir, para avanzar. Es como usar piedras de paso para atravesar un río. Necesitamos una piedra detrás de otra. Al igual que colocamos una primera piedra con la intención de dar el primer paso para llegar a la otra orilla, utilizamos una provocación para pasar de una pauta a otra. Por lo tanto, la provocación y el movimiento van juntos. Si no utilizamos la provocación, quedamos atrapados en las pautas pasadas.

LA PROVOCACIÓN ES LA ENCARGADA DEL SALTO DE PAUTA

     … Quiero que use esta idea por su valor de movimiento, no por su valor de juicio. Suponga que todos se convierten en ecologistas.

     … Consideramos la siguiente idea: todos los que quieran ascender, deben usar camisa o blusa amarilla. ¿A dónde nos lleva esta idea?

             1.- La persona que la lleva, está comprometido con ascender. Reconoce su ambición.

             2.- También es una forma de establecer sus reglas de juego y deja claro sus deseos. Si el jefe quiere, puede hacerle saber que necesita para ascender.

             3.- Los que no la llevan no quieren ascender.

             4.- Detectas quien tiene la personalidad para ser líder. Deja clara su posición ante los demás. Tanto el que la lleva como el que no…

Preguntas que nos llevan al movimiento:

     ¿Qué es lo interesante de esta idea?, ¿Qué tiene de diferente?, ¿Qué sugiere esta idea?, ¿A qué conduce?, ¿A dónde nos lleva esta idea?, ¿Qué pasaría si…?

EL IDIOMA DEL MOVIMIENTO REEMPLAZA AL IDIOMA DEL JUICIO

     Concepto Operación provocadora (op): Se trata de sacar al pensamiento de sus pautas habituales. La habilidad para producir provocaciones es una parte esencial del pensamiento lateral. Podemos esperar a que suceda algo provocador o producirlo deliberadamente para generar un movimiento. El concepto op, puede considerarse un emergente de términos tales como hipótesis, suposición, posibilidad o poesía. Siempre con la idea de provocar algo.

     En mi opinión, un recurso de este tipo es plantearse “Un mundo al revés”.

     Por definición, a una idea absurda o ilógica no queremos darle cabida en nuestro pensamiento porque no queremos esto en nuestras vidas. En consecuencia, este tipo de ideas se encuentran fuera de nuestra experiencia cotidiana y por lo tanto, de nuestras pautas. Sin embargo, una provocación de este tipo nos obliga a salir de las pautas habituales de percepción… que es lo que buscamos.

     Las provocaciones no tienen por qué ser obligatoriamente absurdas o ilógicas. Es factible considerar ideas muy serias como provocaciones. En lugar de descartar una idea que no nos agrada y que podríamos desestimarla con el sombrero negro, podemos ponernos el sombrero verde y considerarla como una provocación. Es una opción nueva.

BÚSQUEDA DE ALTERNATIVAS

     Apuntar todas las alternativas que se nos ocurran. Es importante tener muchas alternativas y tenerlas delante. Cuantas mas tengamos, mayor será el rango de elección y podremos ver cual se adapta mejor a nuestras necesidades y recursos.

     Para establecer un buen planteamiento:

             Primero examinamos cuidadosamente las opciones obvias que se presentan para encarar un problema y centrar nuestra atención.

             Luego nos ponemos el sombrero verde para encontrar alternativas fuera de esa obviedad. La búsqueda de estas alternativas implica una actitud creativa.

     Hay diversos niveles de alternativas. Un ejemplo: Tengo tiempo libre. 1.- ¿Qué hago? → Podría irme de vacaciones, hacer un curso, dedicarme a aprender una afición, ponerme al día con un trabajo. Decido irme de vacaciones. Entonces pasamos al próximo nivel. 2.- ¿Qué tipo de vacaciones quiero? → Podrían ser vacaciones en el mar o en la playa, un crucero. Me decido por las vacaciones en la playa. Siguiente nivel. 3.- ¿A dónde voy? → Podría ir al Mediterráneo, al Caribe. 4.- Después elijo el medio de transporte, o el lugar de hospedaje,… Este ejemplo sirve para darnos cuenta de que debemos perfilar desde categorías alternativas principales (tengo tiempo) para después ir desarrollando al detalle siguiendo con las posibles alternativas… no solo buscar alternativas en un primer momento.

     REFLEXIÓN: tendemos a buscar únicamente la sagaz resolución final, ignorando todo lo demás. Pero aparte de la solución inteligente, puede haber mucho mas de valor, puede haber un cambio en el tipo de idea y mas adelante sirvan las que hasta ahora no se tuvieron en cuenta, o existir ciertas direcciones conceptuales interesantes, aún cuando no haya medios para realizarlo y se desechan por ese motivo. Pueden existir ideas semi-formadas, que todavía no son utilizables porque necesitan mas elaboración. Pueden haber surgido nuevos principios aún cuando no le encontremos practicidad. Puede surgir un cambio en el foco donde se buscaban las soluciones, y ahora sirven las descartadas. Puede haber un concepto nuevo,… todo esto se debe tener en cuenta, por ello es importante anotar las alternativas y no desecharlas sin mas.

     REFLEXIÓN: Las ideas tienen que adaptarse con el fin de satisfacer dos tipos de necesidades. La primera es ajustar la idea hasta hacerla útil. La segunda es que a veces la idea es brillante pero solo lo ves tú. Por eso, es parte del proceso creativo ajustarla para que se adapte al perfil de necesidades de quien la “compra”. No hay nada de deshonesto en diseñar un producto para el comprador.

     …Una idea no debe ser demasiado novedosa si se quiere que se acepte. Debe semejarse a una idea anterior cuya efectividad haya sido probada. ¿Qué comparaciones se pueden hacer?.

     … Se pone mucho énfasis en la capacidad de poner a prueba las ideas en forma de planes-piloto. ¿Cómo podemos probar esta idea?.

     NUEVO ROL. GERENTE DE CONCEPTOS. Es quien el encargado de organizar reuniones para generar ideas, poniendo los problemas delante de quien corresponde solucionarlos. Cuida y recopila las ideas del mismo modo que un gerente financiero cuida de las finanzas.

     EL PRÓXIMO PASO. Una vez que tenemos lo que buscábamos, la siguiente etapa le corresponde al sombrero amarillo. Este incluye el desarrollo constructivo de la idea. Incluye también la evaluación positiva y la búsqueda de beneficios y valores respaldados.

     DESPUÉS VENDRÁ el sombrero blanco para suministrar datos necesarios para evaluar si la idea funciona o si resultará valiosa una vez puesta en funcionamiento.

     La ÚLTIMA ETAPA es el sombrero rojo: ¿Me gusta la idea para seguirla? Al final del proceso depende en gran medida del deseo, de mi pensamiento emocional. Si no tengo entusiasmo por la idea, es difícil que prospere o tenga éxito por mas buena que pueda ser.

BENEFICIOS DE ESTA HERRAMIENTA EN LA EMPRESA

     La metodología de los Seis sombreros para pensar”, permite que cada integrante del equipo pueda usar los sombreros para facilitar el cambio de papel, en lugar de quedarse siempre en su punto de vista personal, lo que ayuda a la flexibilidad mental de cada miembro del equipo y al desarrollo del pensamiento lateral o divergente.

     Separar el ego del rendimiento mental es muy liberador y los filtros habituales o barreras mentales de control tipo Eso no es lógico”, “Esa no es mi especialidad” o “No quiero hacer el ridículo”, quedan desactivados en beneficio del intercambio libre de ideas.

Iván Álvarez