COMO CREAR UN ABANICO DE CONCEPTOS

      Actualmente, la creatividad humana es absolutamente necesaria. Sin embargo, se ha avanzado muy poco en la enseñanza del pensamiento creativo. Se da por sentado que la creatividad pertenece al mundo del “arte” y que es una cuestión de talento innato, casi divino. Esta idea es tan anticuada que podríamos tildarla de medieval.

        La técnica “Abanico de conceptos“, se basa en como se comporta la percepción humana para crear pautas. Para su utilización, no es necesaria ninguna destreza ni mística ni divina. Lo que es pertinente, es el uso de la capacidad lógica del que está dotado todo cerebro humano.

        LA IDEA PRINCIPAL ES QUE toda idea creativa valiosa siempre debe ser lógica a posteriori. Si formulas una idea y esta no resulta lógica, entonces la consideramos simplemente una ideaalocada”. Sin embargo, si es lógica a posteriori, entonces podemos afirmar que se ha llegado a ella a través de la lógica, en la que ha sido necesaria para su creación, la creatividad y también la provocación. Para conseguir una idea creativa de forma deliberada, esto es, sin necesidad de que nos aparezca lo divino, existen varias formas. Quiero presentarte un método que a mí me funciona muy bien, se trata del “abanico de conceptos“. Sin mas, empezaré presentando los tres niveles del abanico:

                 Nivel direcciones = Conceptos o enfoques amplios. El concepto más amplio que se me ocurra para resolver el problema o crear la solución, será la dirección. Siempre será el concepto más amplio de lo que estemos pensando.

                Nivel conceptos = Métodos generales para hacer algo. Es lo que está en el medio entre la dirección y la idea.

                Nivel ideas= Es la manera concreta y específica de poner en práctica un concepto.

     Empezaré la explicación de una manera práctica:

        Si me dirijo al norte esta es la dirección. Hay muchas rutas que van al norte, por lo tanto, estas serán los conceptos. Y debo escoger el medio para viajar para llegar al norte, como puede ser el coche, avión, andando,… es decir algo específico, esta será la idea.

OTRO EJEMPLO:

        Quiero colocar una cosa en la parte alta de un armario, y necesito elevarme, en lo primero que pienso es en una escalera para hacerlo, pero si no la tengo. ¿qué hago? ¿Cómo llego hasta dónde quiero ir?

El flujo sería:

Objetivo = colocar un objeto en lo alto → Dirección = elevarme lo suficiente del suelo → Idea una escalera = punto fijo → Al no tenerla surge conceptootro objeto para elevarme para subir la cosa” → Ideas alternativas = cada una serán nuevos puntos fijos

        Si analizo la situación, en realidad tengo la necesidad de elevarme (dirección). La escalera (idea) es una buena solución para elevarme, pero al no tenerla, puedo usar otros objetos con los que también consiga “elevarme para subir el objeto” (será el concepto), el cual se convierte en el Punto Fijo, a través del cual me vendrán nuevas ideas.

PUNTO FIJO

        Empezamos la solución del problema pensando en una idea que te lleva a la acción como es usar la escalera. Al no disponer de una, entonces pensamos en ideas alternativas para conseguir mi objetivo.

        La idea de la escalera se convirtió en un concepto mas amplio, al inspirarnos a buscar algo similar que haga la misma función, lo cual me ha servido para encontrar ideas alternativas, como, por ejemplo, “subirme a una silla”. Por eso el autor le llama a la idea “escalera”, el Punto Fijo para obtener otras ideas.

        Por lo tanto, cada idea se puede convertir por si misma, en un punto fijo para otras ideas alternativas.

RETROCEDIENDO

        Para construir un “abanico de conceptos” se comienza por el objetivo y después se trabaja retrocediendo. En cada paso me debo hacer la siguiente pregunta:

Y ahora, ¿cómo llego a este punto?

        Así, vamos retrocediendo desde las direcciones hasta los conceptos, hasta llegar a un conjunto de ideas alternativas.

LA FINALIDAD DE ESTA TÉCNICA ES LLEGAR A LA IDEA BRILLANTE

EJEMPLO DEL FLUJO DE PENSAMIENTO PARA CREAR UN ABANICO DE IDEAS

        Queremos construir un abanico de posibilidades sobre la congestión de tráfico en las ciudades. ¿Cómo puedo llegar ahí?

La primera idea que viene a la mente podría ser: “Que la gente trabaje en casa“. Entonces nos preguntamos, ¿Por qué ese hecho sería una decisión conveniente?.

Respuesta: “Reduciríamos la necesidad de desplazamiento“.

¿Existen otras alternativas?

R: También podríamos pensar en “compartir los automóviles”. ← Retroceso

¿Cómo influiría? o ¿Cómo ayuda esto? o ¿que consecuencias tendría?

R: Aumentaríamos el índice de ocupación por vehículo.

¿Qué conseguiríamos?

R: La reducción del tráfico.

¿Qué pretendemos llevar a cabo con esta idea?

R: Mejorar el desplazamiento por las rutas existentes

        Aumentar “el índice de ocupación” por vehículo es un concepto y la idea para ponerlo en práctica podría ser el “transporte público” o una empresa como “uber”.

        Podríamos haber seguido el primer conceptoflexibilizar los horarios de trabajo”, pero elegimos el segundo “compartir los automóviles”. Este dilema, donde puedes elegir entre mas de una opción sin tener evidencias de cual es la mejor elección, dejándote llevar por tu intuición, es similar a un CRUCE DE CAMINOS, concepto que explicaré mas adelante.

        De modo que si piensas en una idea (o incluso en un concepto), tratas de avanzar preguntando:

¿Cómo influiría? o ¿Cómo ayuda esto? o ¿Qué conseguiríamos?

        Si piensa en una dirección (o en un concepto) puede tratar de retroceder preguntando:

¿Y por qué ese hecho sería conveniente? o ¿Cómo se puede realizar?

        Para facilitar el paso hacia atrás hasta el nivel del concepto, nos ayudarán las siguientes preguntas:

¿Cuál es el método general? o ¿Qué pretendemos llevar a cabo con esta idea?

        De este modo, desde cualquier punto que partamos, construimos gradualmente un abanico de conceptos, por lo tanto, también se puede decir de él que es un abanico de propuestas.

        Es difícil trabajar constantemente en el nivel abstracto de los conceptos. Por eso, una vez trabajado este nivel, es importante focalizarse en las ideas, que son las que nos llevan a la acción. Es clave priorizar la acción por encima de la descripción o el análisis.

POR EJEMPLO

        Vamos a crear un marco para generar ideas alternativas. Generaremos una sucesión de Puntos Fijos sobre “afrontar la escasez de agua“. Pretendemos llegar a una idea que nos lleve a la acción. Los enfoques o direcciones podrían ser:

1.- Reducir el consumo de agua.

2.- Aumentar la provisión

3.- Arreglárselas sin agua

        Cada uno de estas direcciones se convierte ahora en el punto fijo para encontrar ideas alternativas. Por lo tanto, nos desplazamos hacia la izquierda y creamos el nivel de concepto. Cada concepto es una manera de alcanzar alguna de las “direcciones”.

  • Para “reducir el consumo de agua” podríamos tener como conceptos:

1.- El aumento de la eficiencia del uso.

2.- La disminución del despilfarro.

3.- El desaliento del uso.

  • Para “aumentar la provisión de agua” podríamos tener:

1.- Nuevas fuentes.

2.- Reciclaje.

3.- Menos despilfarro de las fuentes.

  • Para “arreglárnoslas sin agua” podríamos tener:

1.- Detención de los procesos que utilizan agua.

2.- Sustitución del agua por otras sustancias.

3.- Evitar la necesidad del uso del agua.

        Al finalizar esta etapa, tenemos nueve conceptos alternativos como si fuera un segundo nivel de conceptos. Cada uno de ellos, se convierte ahora en un Punto Fijo para el siguiente nivel. Luego, buscamos maneras alternativas de realizar cada uno de los conceptos.

        Ahora pasaremos del conceptodesalentar el uso de agua” a las siguientes ideas alternativas:

1.- Medir el consumo.

2.- Cobrar por el uso.

3.- Aumentar el precio del uso,…

        El cerebro está acostumbrado a saltarse este proceso y quedarse con una idea práctica.

        Es muy interesante encontrar el punto en el cual no haya actualmente una solución factible de poner en funcionamiento una solución. Entonces ese concepto se convierte en un punto focal creativo.

CRUCE DE CAMINOS Y PUNTOS FIJOS

        En un momento dado, tienes dos ideas que puedes seguir. Sigues tu intuición y finalmente te decides por una de ellas que supones es la más conveniente (ejemplo anterior de “congestión del tráfico en las ciudades”).

        En un futuro, este punto puede ser importante, por eso debemos anotar las ideas que están encima de la mesa y desarrollarlas. Una vez se tome la decisión siempre se puede volver a atrás si el destino es indeseado, y estos cruces de caminos pueden darte la nueva solución, por lo que te sirve para verificar si has tomado la senda correcta. POR ESO ES TAN IMPORTANTE CREAR UN DIAGRAMA DE FLUJO DE DESARROLLO DEL PROYECTO, DONDE SE INDIQUEN LOS PASOS QUE HAS SEGUIDO Y HAS DEJADO DE SEGUIR, PARA TENER UNA MIRADA MAS AMPLIA.

        Los conceptos son muy parecidos a los cruces de caminos. Podemos retroceder hasta el anterior cruce de conceptos para encontrar otra manera de seguir adelante. Por eso los conceptos son excelentes Puntos Fijos para la generación de alternativas… y los demás Puntos Fijos también, por eso es tan interesante generar un diagrama de flujo donde consten los desarrollos de los conceptos e ideas…

Basado en el libro Pensamiento lateral de Edward De Bono

Por Iván Álvarez