Es común buscar lo que necesitas en la mente. Nos preocupa algo que nos ha pasado y le empezamos a dar vueltas constantemente, y en muchas ocasiones, acabamos en el mismo sitio. Es una rueda que se repite una y otra vez, como una obsesión.

    En la mayor parte de los casos, la mente es capaz de solventarnos nuestros problemas. Si nos enfocamos en el pensamiento positivo, somos capaces de generar energía y emociones positivas. Hay una estrecha relación entre mente y emoción y se retroalimentan una a la otra. Es una comunicación muy fluida, y en muchas ocasiones, de manera inconsciente.

    Sin embargo, cuando nuestro pensamiento se ve incapaz de resolver un problema, se convierte en nuestra propia cárcel.

   Según Tolle, una de las principales funciones del cerebro es luchar contra el dolor emocional y doblegarlo. En realidad, la mente nos quiere proteger y no parará hasta resolverlo. Para conseguirlo, emplea toda su energía provocándonos una actividad incesante. La emoción se ve envuelta en este laberinto sin salida y provoca angustias, ira, estrés, miedos,… en definitiva, sentimos dolor emocional y no estamos en paz con nosotros mismos ni con los que nos rodean. Nuestro pensamiento se ha convertido en un problema.

   Cuando nos sucede esto, vivimos en un conflicto interno. Por un lado no nos queremos sentirnos así, pero por otro, tampoco podemos dejar de pensar de esa manera… ¿Cómo podemos parar esta bola que crece y crece?

    Te propongo que busques las respuestas en otro lugar dentro de ti. Te estoy hablando de escuchar y reconocer tus emociones.

    Desde mi experiencia, noto que seguir las emociones ofrece resistencia. Tememos a las emociones. Para algunos, cuando muestran sus emociones sienten que pierden el control. Da miedo salir del control que establece la mente, de lo conocido, y sumergirte en lo desconocido. Buscamos escusas para no hablar de las emociones y sin embargo, tienen una importancia enorme.

ES UN GRAN ERROR IGNORAR Y DARLE POCA IMPORTANCIA A LAS EMOCIONES

     La emoción te dice la verdad del momento que vives, solo eso. Estás preparado para escucharla porque es la ayuda que necesitas, lo que estás buscando. Si sigues este camino, las emociones que te influyen de una forma inconsciente, saldrán a la luz de la conciencia.

    Conéctate con la emoción cuando no encuentres la respuesta en la lógica, porque es ahí donde encontrarás la verdad. Para conectarte a ella solo obsérvala, no le ofrezcas resistencia. Desaparecerá el dolor emocional al reconocerte y aceptar lo que sientes. Cuanto mas hables con el corazón, mas natural y humano te vuelves.

   Al ser consciente de lo que sientes, la mente sabe que va en el camino correcto. Encontró lo que buscaba y se queda sin habla, surge la paz mental. Esto te produce emociones de alegría, amor y nuevos ánimos. A veces ocurre de manera accidental, pero ¿Existe la posibilidad de hacerlo de una manera consciente?

LIBÉRATE DE TU MENTE Y SIENTE TUS EMOCIONES

Por Iván Álvarez “Milo”